LAS “ALBERICIAS”
Esta canción religiosa se cantaba en la procesión del día de Pascua de Resurrección o de “Pascua florida” como se decía en el pueblo.
En dicha procesión las mujeres portando a la Virgen Dolorosa y los hombres llevando al Niño Jesús de Praga salían de la iglesia, realizando recorridos distintos, para encontrarse en medio del pueblo. Allí comenzaba el cántico de las “albericias” y la mayordoma, cargo de honor que recibía una moza en ciertas celebraciones religiosas, cambiaba  el manto de luto o de pasión, de color morado o negro, por el de alegría, de color blanco
 
Las “albericias” cantamos
Sagrada Virgen Maria
Las “albericias” cantamos
día de Pascua florida.
 
Repiquen las campanas
y salgan en procesión
con la cruz y los faroles
y el encarnado pendón.
 
Ya viene la procesión
con la cruz y los faroles
con la cruz y los faroles
y el encarnado pendón.
 
Buenos días doy a todos
al señor cura el primero
y a la señora justicia
porque gobierna este pueblo
y también al sacristán
porque no se quede solo
porque canta en la tribuna
cuando se oficia en el coro.
 
¡Oh, que maña de Pascua!
¡Oh, que mañana de flores!
¡Oh, que mañana de Pascua
ha amanecido señores!
 
Descubra la mayordoma
como ha descubierto el día
quitadla el manto de luto
ponedla el de alegría.
 
Descubra la mayordoma
como ha descubierto el sol
quitadla el manto de luto
ponedla el de resplandor.
 
Caminito de la iglesia
van María y Jesucristo
dónde habrán estado
tres días que no se han visto
 
Por la iglesia arriba vamos
con María y Jesucristo
dónde habrán estado
tres días que no se han visto.
 
¡Oh, que mañana de Pascua!
¡Oh, que mañana de flores!
¡Oh, que mañana de Pascua
ha amanecido, señores!