EL DIARIO MONTAÑÉS

TERRITORIO HISTÓRICO DE LA CANTABRIA ANTIGUA

 

Localizan 11 nuevos castros cántabros en la comarca burgalesa de Las Loras

 

La pieza más antigua es un chopper, una herramienta de piedra tallada que podría tener entre 400.000 y 1,1 millones de años, y la más moderna es una cobre castellano o vellón resellado de 1.636

07.06.12 - 17:50 -

EFE | Santander

Once nuevos castros cántabros, restos de necrópolis del mismo periodo y numerosos vestigios de la Edad Media han sido localizados en la comarca burgalesa de Las Loras en los tres últimos dentro de una campaña de prospecciones en la que han participado los arqueólogos Ramón Bohigas e Ignacio Ruiz Vélez.

Ambos han certificado los descubrimientos del periodista y licenciado en Historia Alfonso Bourgon en esta comarca del norte de Burgos, territorio histórico de la Cantabria antigua, y frontera entre este pueblo y el de los turmódigos, habitantes de las llanuras cerealísticas del entorno de Villadiego.

Alfonso Bourgon, que presentará los hallazgos esta tarde en el Ateneo de Santander junto a los dos arqueólogos, ha apuntado hoy, en rueda de prensa, la posibilidad de que no todos los castros de esta zona tuviesen una finalidad defensiva sino que podrían obedecer a la presencia de una materia prima estratégica, el hierro.

Según ha explicado, el topónimo Valle del Hierro y la existencia de un castro localizado en los años setenta, durante la elaboración de la Carta Arqueológica de Burgos, sobre el llamado "Pico de la Mina", que presenta indicios de laboreo extractivo, abundan en esa hipótesis.

Además en uno de los castros localizados en estos tres últimos años hay indicios de la presencia de un horno de fundición, un hallazgo, que sería el primero que aparece en toda la provincia de Burgos si se confirma el hallazgo.

Ruiz Vélez ha señalado que los castros, situados en la zona que fue frontera de las Guerras Cántabras (29 a 19 A.C) pertenecen muy probablemente a la primera Edad del Hierro.

Bourgon y los dos arqueólogos han hecho estas prospecciones por iniciativa propia, con la autorización de la Junta de Castilla y León, y las han pagado "de su bolsillo". No han solicitado subvenciones y tampoco creen que se realicen por el momento intervenciones arqueológicas en los nuevos yacimientos, a no ser de forma muy puntual y limitada.

Todo empezó cuando Alfonso Bourgon, que pasa muchos fines de semana en la zona, encontró durante un paseo por el campo un derrumbe de una muralla que más tarde comprobó que ya había sido documentado pero desde entonces se sucedieron los hallazgos.

La Junta de Castilla y León, a la que se enviará toda la documentación sobre estos vestigios, le otorgó el permiso para hacer prospecciones visuales y recoger los restos que encontrara en superficie.

Tras las exploraciones llegaban las visitas de certificación de Bohígas, del Instituto de Prehistoria y Arqueología de Satuola, y Ruiz Vélez, de la Institución Fernán González y la Real Academia Burgense de Historia y Bellas Artes.

El resultado ha sido el hallazgo de medio centenar de yacimientos y piezas arqueológicas. La más antigua es un chopper, una herramienta de piedra tallada que podría tener entre 400.000 y 1,1 millones de años de antigüedad, y la más moderna es una cobre castellano o vellón resellado de 1636.

Entre estos dos hallazgos, aislados y casuales, se sitúan los once castros inéditos, varias necrópolis tumurales del mismo periodo asociadas a los castros , restos de antiguas minas y de una posible villa romana, tres santuarios altomedievales y muchas más piezas y vestigios.

En algunos casos la cronología no ofrece dudas pero en otros serían necesarias intervenciones arqueológicas para concretarla.

Ramón Bohígas considera que en esta zona queda mucho trabajo por hacer, especialmente si se extiende la prospección hacia el este y el oeste y augura "sorpresas".

El hecho de que los hallazgos en estos tres años hayan sido tan numerosos indica, a juicio de Bourgon, que hace falta más trabajo de campo y menos de despacho. "Hay que poner la bota en el terreno", ha subrayado.