VIA CRUCIS I

             

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El Viacrucis es la rememoración de los últimos momentos de Jesús en su vida.

Los viacrucis se celebraban los domingos de cuaresma y el jueves y viernes santo.

Se hacían en la Iglesia, colocándose el cura y los monaguillos delante del cuadro que representa cada estación. Las chicas cantaban el texto de cada estación y el resto de los fieles cantábamos el estribillo final

 

PRIMERA ESTACIÓN:
JESÚS ES CONDENADO A MUERTE 

 

Sacerdote: Adoramoste, Cristo, y bendecimoste

Todos: Que por tu Santa Cruz redimiste al mundo

Coro:

Acompaña a tu Dios, alma mía, cual vil asesino, llevado ante el juez y al Autor de la vida contempla, por ti condenado a muerte cruel.

DULCE REDENTOR, para mí era la pena de muerte, ya lloro mis culpas y os pido perdón.

Todos:

MADRE AFLIGIDA, de pena hondo mar, logradnos la gracia de nunca pecar.

 

 

SEGUNDA ESTACIÓN

JESÚS CARGA CON LA CRUZ

 

Sacerdote: Adoramoste, Cristo, y bendecimoste

Todos: Que por tu Santa Cruz redimiste al mundo

Coro:

Con la cruz de tus culpas cargado, exhausto de fuerzas, camina tu Dios, y a subir la pendiente le impelen por fuerza sayones, por dentro tu amor

DULCE REDENTOR, mis pecados tus hombros oprimen, ya lloro mis culpas y  os pido perdón.

Todos:

MADRE AFLIGIDA, de pena hondo mar, logradnos la gracia de nunca pecar.

 

 

TERCERA ESTACIÓN

JESÚS CAE POR PRIMERA VEZ

 

Sacerdote: Adoramoste, Cristo, y bendecimoste

Todos: Que por tu Santa Cruz redimiste al mundo

Coro:

Con sus alas de nieve los ángeles, pasmados de espanto, cubrieron su faz, bajo el tosco y pesado madero, en tierra ha caído tu amor al mirar.

DULCE REDENTOR, por mis yerros caíste en la tierra, ya lloro mis culpas y os pido perdón.

Todos:

MADRE AFLIGIDA, de pena hondo mar, logradnos la gracia de nunca pecar).

 

CUARTA ESTACIÓN

JESÚS ENCUENTRA A SU SANTÍSIMA MADRE

 

Sacerdote: Adoramoste, Cristo, y bendecimoste

Todos: Que por tu Santa Cruz redimiste al mundo

Coro:

Del calvario subiendo a la cumbre, el Reo Divino a su Madre encontró y una espada de filos agudos del Hijo a la Madre hirió el corazón.

DULCE REDENTOR, yo esa herida causé a Vuestra Madre, ya lloro mis culpas y os pido perdón

Todos:

MADRE AFLIGIDA, de pena hondo mar, logradnos la gracia de nunca pecar).

 

QUINTA ESTACIÓN

EL CIRINEO AYUDA A JESÚS A LLEVAR SU CRUZ

 

Sacerdote: Adoramoste, Cristo, y bendecimoste

Todos: Que por tu Santa Cruz redimiste al mundo

Coro:

Porque al monte con vida llegase, los duros escribas, con saña infernal, a Simón Cirineo alquilaron, que a Cristo ayudase su cruz a llevar

DULCE REDENTOR, yo también quiero ser cirineo, ya lloro mis culpas y os pido perdón.

Todos:

MADRE AFLIGIDA, de pena hondo mar, logradnos la gracia de nunca pecar).

 

 

 

SEXTA ESTACIÓN

LA VERÓNICA LIMPIA EL ROSTRO ENSANGRENTADO DE JESÚS.

 

Sacerdote: Adoramoste, Cristo, y bendecimoste

Todos: Que por tu Santa Cruz redimiste al mundo

Coro:

Con ternura y piedad la Verónica el rostro sangriento de Cristo enjugó y en tres pliegues de lienzo, por premio, grabada la imagen llevó del Señor.

DULCE REDENTOR, en mi pecho grabad vuestra imagen, ya lloro mis culpas y os pido perdón.

Todos:

MADRE AFLIGIDA, de pena hondo mar, logradnos la gracia de nunca pecar).

 

 

SEPTIMA ESTACIÓN

SEGUNDA CAÍDA DE JESÙS

 

Sacerdote: Adoramoste, Cristo, y bendecimoste

Todos: Que por tu Santa Cruz redimiste al mundo

Coro:

Otra vez el Señor de los cielos volvió, fatigado, el polvo a besar, y, otra vez, los esbirros crueles con Él desfogaron su ira y crueldad.

DULCE REDENTOR, nunca más caeré ya en pecado, ya lloro mis culpas y os pido perdón.

Todos:

MADRE AFLIGIDA, de pena hondo mar, logradnos la gracia de nunca pecar).

 

OCTAVA ESTACIÓN

JESÚS CONSUELA A LAS MUJERES DE JERUSALÉN

 

Sacerdote: Adoramoste, Cristo, y bendecimoste

Todos: Que por tu Santa Cruz redimiste al mundo

Coro:

Vio Jesús que unas cuantas mujeres, movidas a lástima, lloraban por Él, y las dijo: “Llorad por vosotras, piadosas mujeres, por mi no lloréis”

DULCE REDENTOR, vuestras penas taladran mi pecho, yo lloro mis culpas y os pido perdón.

Todos:

MADRE AFLIGIDA, de pena hondo mar, logradnos la gracia de nunca pecar).

 

NOVENA ESTACION

JESÚS CAE POR TERCERA VEZ

 

Sacerdote: Adoramoste, Cristo, y bendecimoste

Todos: Que por tu Santa Cruz redimiste al mundo

Coro:

Con tus duras caídas, cristiano, las tuyas pretende Jesús resarcir. A tu Dios, por tercera vez, mira de polvo y de sangre cubierto por ti.

DULCE REDENTOR, vuestro amor del infierno me libre, ya lloro mis culpas y os pido perdón.

Todos:

MADRE AFLIGIDA, de pena hondo mar, logradnos la gracia de nunca pecar).

 

DÉCIMA ESTACIÓN

JESÚS ES DESPOJADO DE SUS VESTIDURAS

 

Sacerdote: Adoramoste, Cristo, y bendecimoste

Todos: Que por tu Santa Cruz redimiste al mundo

Coro:

Con furor sus vestidos quitaron, del monte en la cumbre, al paciente Jesús. Y por no iluminar tanta afrenta, las puras estrellas negaron su luz.

DULCE REDENTOR, ya no más liviandad ni impureza, ya lloro mis culpas y os pido perdón.

Todos:

MADRE AFLIGIDA, de pena hondo mar, logradnos la gracia de nunca pecar).

 

UNDÉCIMA ESTACIÓN

JESÚS ES CLAVADO EN LA CRUZ

 

Sacerdote: Adoramoste, Cristo, y bendecimoste

Todos: Que por tu Santa Cruz redimiste al mundo

Coro:

Ya, alma mía, en la cruz, duro lecho, sus miembros sangrientos extiende mi Bien y con clavos agudos taladran, los viles soldados, sus manos y pies.

DULCE REDENTOR, yo esos clavos clavé a vuestros miembros, ya lloro mis culpas y os pido perdón.

Todos:

MADRE AFLIGIDA, de pena hondo mar, logradnos la gracia de nunca pecar.

 

DUODÉCIMA ESTACIÓN

JESÚS MUERE EN LA CRUZ

 

Sacerdote: Adoramoste, Cristo, y bendecimoste

Todos: Que por tu Santa Cruz redimiste al mundo

Coro:

Tiembla el orbe y el sol se oscurece al ver en un palo expirar a su Dios. Rompe en llanto también tú, alma mía, pensando que muere Jesús por tu amor.

Todos:

MADRE AFLIGIDA, de pena hondo mar, logradnos la gracia de nunca pecar).

 

 

 

DECIMOTERCERA ESTACIÓN

JESÚS ES BAJADO DE LA CRUZ

 

Sacerdote: Adoramoste, Cristo, y bendecimoste

Todos: Que por tu Santa Cruz redimiste al mundo

Coro:

De Jesús el cadáver sangriento María en sus brazos, llorando tomó. Y con voz de dolor le decían: “qué muerte te han dado, mi bien y mi amor”.

DULCE REDENTOR, respondedle que aquí está el culpable, ya lloro mis culpas y os pido perdón.

Todos:

MADRE AFLIGIDA, de pena hondo mar, logradnos la gracia de nunca pecar).

 

DECIMOCUARTA ESTACIÓN

EL CUERPO DE JESÚS ES COLOCADO EN EL SEPULCRO

 

Sacerdote: Adoramoste, Cristo, y bendecimoste

Todos: Que por tu Santa Cruz redimiste al mundo

Coro:

En el frío y profundo sepulcro, los restos sagrados quedáronse ya. Triste Madre, cuán sola te quedas, seré yo el consuelo de tu soledad.

DULCE REDENTOR, yo a la Madre privé de su Hijo, ya lloro mis culpas y os pido perdón.

Todos:

MADRE AFLIGIDA, de pena hondo mar, logradnos la gracia de nunca pecar).