Autor: Alejandro Martín Ruiz  Fecha: mié 13/03/2013

En el año 1496, Gonzalo de Lucio hacía donación  o manda al monasterio de Nuestra Señora del Brezo de una fanega de trigo anual y perpetua, pagadera por él o los sucesores en la propiedad del Esnegal, situada en el barrio de Lucio (Barrio Lucio) de la merindad de Villadiegomanda ofrecida para alumbrar la lámpara  de Nuestra Señora  y alivio de sus pecados.

En junio del año 1584, el monasterio citado demandaba a ciertos vecinos de Escuderos de Valdelucio, propietarios del prado en aquel año, porque debían la fanega anual de los últimos 48 años, desde el año 1536 incluído no habían pagado. La parte del monasterio del Brezo presentó como prueba la donación de puño y letra de Gonzalo de Lucio. Por una sentencia definitiva de la Chancillería de Valladolid, de febrero de 1585, y su carta ejecutoria de mayo de 1585, los vecinos de Escuderos de Valdelucio fueron condenados a pagar las 48 fanegas atrasadas y la anual perpetuamente.

En mayo de 1535, el prior de Nuestra Señora del Brezo se desplazó a Villegas (merindad de Castrojeriz), lugar muy próximo a Villadiego; ante el escribano del lugar presentó la escritura de donación y ratificación de la  misma;  para ratificación de la firma de Gonzalo de Lucio , el prior recurrió a testigos, uno de éllos de Villegas, que le habían conocido, y corroboraron que la firma y letra del documento pertenecía al dicho Gonzalo de Lucio.

Aunque de la titularidad sobre el prado del Esnegal, situado en el barrio de Lucio, no puede deducirse claramente la titularidad sebre el señorío de Barrio Lucio, por parte de Gonzalo de Lucio, hay muchas razones para pensar que el Gonzalo de este documento y el que aparece como señor de Barrio Lucio en 1488(1) son la misma persona.

Nosotros pensamos que el barrio de Lucio fue un barrio de La Riba (uno de los trece lugares de Valdelucio), y que la totalidad del barrio conformó el señorío de Barrio Lucio; la ausencia de Barrio Lucio en el Becerro quedaría así justificada, quedando la entidad poblacional de Barrio Lucio incluída en La Riba. La limitada población de Barrio Lucio (tres renteros en 1600) invita a inluir este núcleo dentro del más proximo, La Riba, aunque también éste de escasa población (seis vecinos en 1588). Por otra parte, es lógico que el linaje de los de Lucio tuvieran sus propiedades, además de en las merindades de Aguilar y Castrojeriz, en los lugares del valle de Valdelucio, donde su presencia como señor de behetría (Solanas) o naturales es preeminente. Siendo señores o naturales, las heredades del linaje pasarían desde tiempos del Becerro hasta finales del xv. Gonzalo de Lucio, señor de Barrio Lucio en 1488 tuvo que recibir este señorío como continuador del linaje. Cuando antes de 1580, Cristóbal de Monterrey compró el señorío a Fernando Ruiz de Castro, vecino de Burgos y de Celada del Camino, compró un término redondo (completo ) limitado por otros lugares del Valle; queremos decir que el señorío limitaba en sus confines con términos concejiles nítidos de otros lugares, incluídos los de La Riba; que el término del señorío ocupaba el término de todo elbarrio de Lucio. Además en la compra se incluían heredades en Corralejo, Llanillo, Villaescobedo, Quintanas, Escuderos, Solanas, y La Riba: para nosotros las naturalezas que el linaje presenta en el Becerro (2).

El mismo Gonzalo de Lucio afirmaba en su donación que  el prado del Esnegal se ubicaba en el barrio de Lucio: en un barrio, aunque el barrio completo configurara un señorío. El barrio pudo recibir aquel nombre por la proximidad del río Lucio y/o por el apellido de los titulares del barrio-señorío. Así pues, siendo Gonzalo de Lucio en 1496 dueño del Esnegal, una parte del barrio de Lucio, y confirmando todo el barrio un señorío, el mismo fue señor de todo el barrio o del señorio de Barrio Lucio. Además, no tenemos por qué desconfiar de que el señor de 1488 y el de 1496, con el mismo nombre, y tan poco distantes en el tiempo fueran personas diferentes.

El documento relata que en el año 1535, el prior de Nuestra Señora del Brezo acudió a Villegas (merindad de Castrojeriz), para corroborar la firma de Gonzalo de Lucio; firma que fue confirmada por vecinos de Villegas y comarcanos que le conocieron. La presencia de este linaje en dicho lugar es constatable en el XIV, XV y XVI; Gonzalo González de Lucio y su hermano Juan Rodríguez de Villegas aparecen juntos como naturales (Becerro) en Solanas, Quintanas y La Riba, lugares de Valdelucio. En la merindad de Castrojeriz nos encontramos con estos dos personajes en Pedrosa del Páramo (diviseros de infurción ), Villegas (señores electivos),  Villamorón (señores electivos ) e Hinestrosa. En este caso el lugar conformaba tres solariegos: de Juan Rodríguez de Villegas, de Gonzalo Gonzáles de Lucio su hermano y del ínclito Juan Fernández de Hinestrosa. Así, la relación de Gonzalo González de Lucio con el lugar de Villegas, y con otros de la merindad de Castrojeriz es clara. Fue conocido en este lugar (XV) porque vivió y/ o tuvo propiedades en él. Los que le conocieron en el lugar confirmaron la firma de la donación. Luego Gonzalo de Lucio (XV) estaría presente en Villegas como continuador del linaje del XIV. De igual manera pensamos que Gonzalo de Lucio (XV) es el continuador del linaje en Barrio Lucio.

Pocos años antes de la fecha de la donación (1496), en el año 1480 (3), García de Medina vecino de Villadiego, estando en el lugar de Villegas, ante una agresión de la mayor parte de los vecinos del lugar, temiendo por su vida, tuvo que acogerse en la casa de Gonzalo de Lucio. Pensamos que el Gonzalo señor de Barrio Lucio (1488), el de la donación (1496), y el defensor de García de Medina (1480) son la misma persona. Probablemente, un Gonzalo de Lucio casado con María de Medina, vecinos de Villadiego, padres de Francisco de Lucio, que pasó a América en 1538, fuera hijo del citado (1480,1488, 1496) (4). Recordemos que los vecinos de Escuderos habían dejado de pagar la fanega anual al monasterio del Brezo, antes del mes de mayo de 1535; Francisco de Lucio pasó a América en 1538; quizá por estos años tuvo lugar la venta del Esnegal a los vecinos de Escuderos, y la del señorío de Barrio Lucio a Fernán Ruiz de Castro. Necesitamos nuevos documentos.